sábado, mayo 30, 2020

El consorcio portugués no cuenta con buenos antecedentes en América Latina

Mota-Engil, el polémico emporio que construirá el primer tramo del Tren Maya

Ciudad de México.- La obra bandera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el tren Maya, el cual recorrerá los estados de Campeche, Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo, ya cuenta con ganador sobre cual será la empresa encargada de construir el primer tramo ferroviario, se trata del consorcio encabezado por la constructora portuguesa Mota-Engil.

A través de una transmisión vía redes sociales, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) anunció el fallo de la licitación, haciendo acreedor a Mota-Engil en conjunto con China Comunications Construction Company Limited, Gavil Ingeniería, Eyosa y Grupo Cosh para la construcción del tramo 1 que corresponde de Palenque a Escárcega.

Por esta licitación, cuya cotización oscila entre los 16 mil millones de pesos y 21 mil 800 millones de pesos. compitieron quince consorcios entre los que se encuentran Cicsa de Carlos Slim Helú, Gia de Hipólito Gerard Rivero, cuñado del ex presidente Carlos Salinas de Gortarí, La Peninsular de Carlos Hank Rhon, la española Sacyr la cual formó una alianza con la empresa Impulsora de Soluciones en Infraestructura, una empresa de Invecture Group, vinculada con el multimillonario Ricardo Salinas Pliego.

Inmerso en la Polémica

El emporio propiedad de Jorge Coelho, ha crecido a pasos agigantados en los últimos años, en buena parte gracias a los contratos para la construcción de infraestructura, concesiones energéticas, de transporte y de servicios ambientales a las que se ha hecho acreedor por parte de gobiernos en América Latina, África y parte de Europa. Sin embargo, son varias las voces que señalan fallas en sus obras y corrupción en los convenios conseguidos.

En abril de 2016, el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay, Ramón Jiménez Gaona y el representante de Mota-Engil, Víctor Gomes Alves, firmaron un contrato correspondiente a las obras civiles del metrobús “Pya’e Porã”​, un proyecto en convenio con los municipios de Asunción, Fernando de la Mora y San Lorenzo, para implementar un sistema de autobuses de tránsito rápido tipo BTR (o BRT, por sus siglas en inglés) en la región metropolitana de Asunción, mismas que fueron suspendidas después de demandas sobre irregularidades en cuanto a los trabajos de la transnacional.

El gerente del Metrobús, Óscar Stark indicó que se desembolsaron 21 millones de dólares a la empresa, de los cuales 9 millones eran un anticipo. Solo se completó el 60 por ciento del Tramo III, y menos del 30% del total de trabajos que debía realizar Mota Engil. 

El ingeniero Luis Pettengill, propietario de la constructora paraguaya Ocho A, reveló el “modus operandi” de Mota-Engil, el cual se basó en hacer subcontratos con otras constructoras, incluida la suya para que hicieran todo el trabajo, violando de manera el contrato firmado con las autoridades del país sudamericano, donde se leía que “el contratista no subcontratará la totalidad de las obras. Pettegill demandó a los portugueses argumentando una deuda de 1,5 millones de dólares.

Las obras iniciaron en enero del 2017, se previó culminar en diciembre de 2018. Solo 800 metros del tramo metrobús fueron habilitados.

Perú y Colombia

El gobierno colombiano también fue víctima de Mota-Engil, cuando en 2016 decidió terminar de manera anticipada los contratos para la construcción de 543 colegios, mismos que tendrían un costo de 2.8 billones de pesos, tras el hallazgo de varias irregularidades y continuos retrasos en la entrega de las obras.

Jorge Barata, ex jefe de Odebrech en Perú, declaró ante la fiscalía del país inca que el consorcio portugués formaba parte del llamado “Club de la construcción”, un grupo de compañías que, a manera de carrusel, se habría rotado de forma irregular y a cambio de coimas los contratos de obra pública.

Actualmente, el ente acusador peruano no ha abierto proceso judicial contra Mota Engil, pero sí lo hizo la Procuraduría, que investiga las razones de continuados incumplimientos de los contratos.

Mota Engil cuenta con presencia en México desde el año 2008 y no sólo se ha enfocado en la construcción, ya que en enero de 2019 decidió diversificar sus inversiones al adquirir la franquicia de los Pericos de Puebla, equipo de la Liga Mexicana de Baseball.

La gran apuesta

Tras la adjudicación de esta tarde, Mota-Engil llevará sobre sus hombros la responsabilidad de la obra que según palabras de López Obrador reactivará la economía del sureste del país, generando cerca de 80 mil empleos.

La obra exenta del congelamiento de obras, en respuesta a la pandemia por covid-19  requerirá una inversión total de 139 mil millones de pesos.

 

 

 

 

DEJAR RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre

- Advertisment -

Lo más popular

Hidroxicloroquina el polémico fármaco que será administrado en México a pacientes con Covid-19

Ciudad de México.- El polémico fármaco Hidroxicloroquina, será subministrado a más de 20 mil pacientes con coronavirus en los hospitales del país, así lo...

Muerte de Gamboa Lozano ¿Relacionada con caso Odebrech?

Ciudad de México.-El círculo primario del ex presidente Enrique Peña Nieto se encuentra convulsionado por la muerte del ex funcionario de la Secretaría de...

Buscaremos mayor presupuesto para fortalecer al Fidecine: Sergio Mayer

Ciudad de México.- Algo salió positivo de la polémica generada una vez que la diputada de Morena Dolores Padierna diera a conocer la iniciativa...

Ovidio Guzmán no cuenta con orden de aprehensión en México

Ciudad de México.- El hijo del Chapo Guzmán, Ovidio Guzmán López, es buscado por las autoridades estadounidenses. La secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana...

Comentarios